‘Música en Vena’, la canción que cura el cuerpo y alma
Por Alejandra García Ramos

madridiario 1Gracias al convenio con la Consejería de Sanidad, el Servicio Madrileño de Salud(SERMAS) y las llamadas y reclamos de los hospitales y pacientes, ‘MeV’ ha pasado de contar con actuaciones puntuales a tener unas 18 al mes. Entre las misiones de la iniciativa no sólo está la de brindar a los pacientes los múltiples beneficios relacionados con la musicoterapia, sino también la de fomentar la música en directo fuera de los circuitos habituales.

Este acercamiento cultural y artístico proporciona al paciente un ambiente de sosiego y calma durante su estancia y el transcurso de los diferentes tratamientos así como la reducción de la ansiedad aprovechando el efecto calmante de la música. «Lo hacemos para que los pacientes tengan una estancia más llevadera y desconecten, aunque sea por unos minutos del dolor y del sufrimiento», afirma Virginia.

«Gracias a la experiencia sabemos qué clase de música llevar a cada paciente», explica. De este modo, en las unidades de UVI y de UCI, la música clásica es la que aporta más beneficios al paciente con piezas de autores como Bach o Mozart mientras que en el área de Neonatología, la selección musical que se propone pasa por nanas de distintos géneros musicales cantadas por mujeres, a veces a capella, y otras con acompañamientos musicales de guitarra, arpa e incluso ukelele. Por su parte, el flamenco es el encargado de animar a los pacientes de plantas como la de Oncología, en la que los pacientes son capaces de «desconectar de ese dolor y sufrimiento» por un segundo y arrancarse a bailar. «Son muchas las ocasiones en las que los pacientes se ponen a bailar incluso con el gotero puesto», añade.

‘Música en Vena’ lleva la musicoterapia no sólo a las habitaciones de los pacientes. Siempre que es posible lo hacen a los salones de actos en los que han llegado actuar ante más de 300 personas.Entre los escenarios habituales se encuentran lassalas de quimioterapia o diálisis de loshospitales de día, donde las audiciones se realizan también con grabaciones y auriculares o los microespectáculos, actuaciones o representaciones artísticas realizadas para unas 40 o 60 personas. Los pacientes además de escuchar música en directo pueden ver desde espectáculos de danza o de mimo hasta recibir clases de maquillaje, cocina e incluso de educación física apropiada.

Los encargados de acercar la música a los pacientes son tanto artistas voluntarios como el propio personal sanitario. También hay músicos entre los trabajadores de algunos de los hospitales que quieren aportar su granito de arena. «Nos hacemos partícipes de que todos los músicos puedan tocar para nuestra iniciativa», comenta Virginia.

Algunos de los artistas que ya han colaborado,como Rosario Flores que actuó en el Hospital Niño Jesús. «Quieren repetir ya que les encanta la experiencia», cuenta Virginia. Cantantes, músicos y bailaores de la talla de Rafael Amargo, Jordi Saval, Juan Parrilla, Zoraida Ávila y Viktoria Mullova ya han pasado por hospitales como el Clínico de San Carlos, el Gregorio Marañón o Puerta de Hierro.

Las próximas actuaciones de ‘Música en Vena’ será este lunes en el Ramón y Cajal, donde un dúo de violas actuará en la UVI y el martes en La Paz, donde Paco Soto realizará un recital de flamenco acompañado por una bailaora y el ritmo del cajón en la sala de quimioterapia.

Más noticias en Madridiario:

Flamenco en Vena. 

Octava Sinfonía de Mahler. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This